Tratamiento

TRATAMIENTO DEL LIPEDEMA CON LIPOMESOPLASTIA Y DIETA ESPECÍFICA

La técnica de la lipomesoplastia consiste en la multi-microaplicación, con distribución simétrica, de medicación inyectable, en las zonas y a la profundidad previamente definidas por la exploración, tanto manual como ecográfica y elastográfica. De esta manera el efecto será a nivel de la capa de tejido celular subcutáneo (capa grasa) afectada. (No confundir con mesoterapia).

Esta medicación, antiinflamatoria, reguladora de la circulación, lipoapoptótica y lipolítica, activa el metabolismo y la circulación en la zona aplicada, y disminuye el volumen y número de adipocitos a nivel local.

El tratamiento con la técnica de la lipomesoplastia consigue grandes mejorías en el lipedema, disminuyendo peso y volumen en la zona afectada, mejorando claramente la piel y la circulación.

Junto con el tratamiento de lipomesoplastia se debe llevar una dieta específica también antiinflamatoria, consiguiendo así que la pérdida de peso debida a la dieta, se produzca en las zonas tratadas principalmente.

La clara ventaja de la lipomesoplastia es que no siendo un tratamiento quirúrgico tiene grandes efectos sobre el lipedema. Además podría ser un tratamiento complementario del quirúrgico al mejorar significativamente los síntomas de esta enfermedad desde la primera aplicación, y producir reblandecimiento del tejido adiposo, haciendo así mas sencilla la cirugía WAL.

Para poder tratar esta patologías se requiere una previa valoración clínica, antropométrica, ecográfica y elastográfica.

NUESTROS RESULTADOS

Los resultados que vienen a continuación son los de un tratamiento medio de 12 semanas. En ocasiones se ha tratado al paciente durante tan sólo 6 o 9 semanas, y en algunas, muy pocas, el tratamiento se ha aplicado entre 18 y 24 semanas. No es habitual hacer mas de 12 semanas seguidas de tratamiento. En aquellas pacientes que necesitan mas de 12 semanas de tratamiento  (lipedema grado III con obesidad tipo II o III/Morbida) es habitual hacer periodos de uno a tres meses de mantenimiento con dieta no cetogénica intercalados entre periodos de tratamiento, y así conseguir cambios en el habito dietético, De esta manera conseguimos estabilizar la perdida de peso/volumen en miembros inferiores a medio y largo plazo.

Qué duda cabe que para tratar un Lipedema en grado III/IV acompañado de una obesidad mórbida (presentación muy habitual), el tratamiento deberá ser por encima del estándar, cuya duración son 12 semanas.

Algunas de las pacientes que a continuación se ven (especialmente lipedemas grado I y tipo I), tras una simple inspección visual, podría parecer que no tenían lipedema en el momento de su tratamiento. No obstante la historia clínica, la analítica, la palpación, la ecografía y la elastografía confirmaron que padecían de lipedema, en ocasiones sin ninguna sospecha por nuestra parte. Pero como realizamos estas pruebas como parte del protocolo, se demostró que padecían lipedema y fueron tratadas de él.

Ninguna de las imágenes ha sufrido un retoque digital.

El coste del tratamiento estándar varía entre 1.200 a 1.900 euros dependiendo del número de sesiones a realizar. Esto se determina en la visita diagnostica, gratuita, previa al tratamiento.

En la visita diagnostica se indicara un analítica, amplia y específica, para diagnosticar el lipedema y otras enfermedades metabólico/inflamatorias que frecuentemente acompañan al lipedema.

No es habitual hacer más de doce sesiones de tratamiento seguidas. Cuando el tratamiento requiere de más de doce sesiones, somos partidarios de hacer un periodo de mantenimiento al término de las doce sesiones, de entre dos a cuatro meses, y retomar después.

Una vez comenzado el tratamiento, es imprescindible acudir a la consulta un día a la semana durante todo el periodo de tratamiento. Circunstancialmente y a partir de la cuarta semana de tratamiento se puede no acudir alguna semana.

Tras el tratamiento se hará un mantenimiento mensual para evitar síndromes de rebote. En este mantenimiento NO SE SEGUIRA UNA DIETA CETOGENICA, la dieta cetogénica mantenida durante un largo plazo, y más aun sin controles médicos y analíticos puede tener efectos adversos importantes.

Scroll to top